En el Museo Británico la magia de Sir John Dee (1527-1609) Astrónomo, matemático y geógrafo, mostró un interés inusitado, como otros pensadores de su época, por disciplinas heterodoxas, como la astrología, la magia o la alquimia. Su erudición en el arte de navegar lo convirtió en asesor y consultor de los mayores representantes de la armada británica. Además, formó parte durante algún tiempo de la corte de la reina Isabel I de Inglaterra, convirtiéndose en su astrólogo personal.
Dee se mostró especialmente interesado en hallar una forma de contactar con los ángeles. Los escritos de Dee dan a entender que lo había logrado, así dejó reflejadas estas conversaciones con entidades espirituales en sus textos, y dando constancia del llamado "lenguaje enoquiano" (de los ángeles), tal como le había sido revelado.

El Museo Británico conserva en su colección varias piezas que supuestamente pertenecieron a John Dee, y que fueron utilizadas por él para contactar con ese mundo espiritual. En total son seis piezas "mágicas" en su mayoría rescatadas por el anticuario británico Sir Robert Cotton (1571-1631), cuya colección fue una de las que dieron forma al primitivo Museo Británico. El peculiar legado de Dee está compuesto por tres "sellos" en forma de disco grabados con extraños símbolos mágicos (dos pequeños y uno más grande), un espejo de obsidiana de origen azteca, un disco dorado y una bola de cristal.

Los tres sellos o discos parece ser que fueron utilizados por Dee en su “table of practice” (mesa de prácticas) durante sus contactos con ángeles. Sobre el más grande habría apoyado la bola de cristal –o una similar– que se conserva en el Museo Británico. El disco de oro, posee un grabado que representa la llamada "visión de los cuatro castillos", que según algunos escritos, Dee experimentó mientras se encontraba en Cracovia en 1584. Fue el último objeto que se unió a la curiosa colección, fue adquirido por el museo en 1942.

Más información siguiendo este enlace